Alerta sobre hemorragia gastrointestinal asociada a anticoagulantes orales en fibrilación auricular

En pacientes con fibrilación auricular se ha establecido el uso de anticoagulación para prevenir tromboembolismo sobre todo cerebral. Recientemente se ha preferido el uso de los nuevos anticoagulantes orales (NOAC o New Oral Anticoagulants) en lugar de los antagonistas de la vitamina K, como la warfarina. Sin embargo, por varias razones, entre ellas el costo de los nuevos anticoagulantes, los anticoagulantes orales tipo Warfarina continúan en uso.

Los nuevos anticoagulantes orales bloquean el factor X activado o la trombina y, aunque su uso es menos complicado que los antagonistas de la vitamina K, de manera alguna deben considerarse de administración fácil.

Sobre todo si hay antecedente de inflamación o hemorragia del tracto gastrointestinal superior, el paciente al cual se le prescribe un anticoagulante oral nuevo debe tomar de manera regular antiácidos del tipo del pantoprazol (que no interfiere con la acción anticoagulante).

Surge ahora una nueva alerta: sangrado del tracto gastrointestinal bajo que no debe tomarse como un efecto adverso del anticoagulante sino una señal roja de advertencia sobre la posibilidad de una lesión seria, como cáncer de colon e investigar el paciente en concordancia.

El riesgo absoluto de hemorragia gastrointestinal baja en pacientes en anticoagulantes orales es 1% en 6 meses, pero ese riesgo sube 10 o 15 veces a un año si el paciente tiene 65 años o más y 24 veces si es menor de 65 años, en comparación con una cohorte que no esté recibiendo anticoagulantes.

Los datos mencionados en el párrafo anterior son la conclusión principal de un estudio realizado por investigadores daneses, vinculados a la Universidad de Copenhague y liderados por el doctor Peter Vibe Rasmussen. Los autores se proponían desenmascarar cáncer colorrectal oculto en pacientes con fibrilación auricular tratados con anticoagulantes orales.

Un total de 125.418 individuos fueron identificados. Para estimar los riesgos absolutos de cáncer colorrectal en pacientes con y sin hemorragia gastrointestinal baja, los autores utilizaron estimación de regresión no paramétrica y semiparamétrica.

Durante un máximo de 3 años de seguimiento, los autores identificaron 2.576 pacientes con hemorragia gastrointestinal baja de los cuales 140 fueron luego diagnosticados con cáncer colorrectal en el primer año de hemorragia.

El riesgo absoluto a un año osciló de 3.7% a 8.1%.

Los autores concluyeron que los pacientes con fibrilación auricular anticoagulados tienen riesgos absolutos altos de cáncer colorrectal incidental. La hemorragia gastrointestinal baja no debe ser considerada una consecuencia benigna de la terapia anticoagulante oral.

Debe advertirse que el estudio danés no tuvo suficiente poder estadístico para comparar los nuevos y los viejos anticoagulantes orales que fueron la mayoría.

Comentario

En nuestra opinión sería ideal realizar estudios con base en los nuevos anticoagulantes orales pero entretanto es necesario tomar precauciones como profilaxis de hemorragia gastrointestinal superior y estar alerta a hemorragia baja por las razones expuestas.

Referencia: European Heart Journal en línea Febrero 7, 2020

Deja un comentario