Manejo del paciente crítico con COVID-19

JAMA publicó en Marzo una revisión del manejo del paciente con COVID-19 severo cuya principal característica es síndrome de estrés respiratorio agudo que requiere cuidado intensivo.

La forma severa de COVID-19 ocurre en aproximadamente 5% de los casos de infección por coronavirus 19 (nCV-19).

Para el manejo adecuado del síndrome de estrés respiratorio agudo es decisivo contar con equipo de ventilación mecánica, del cual se carece o es insuficiente en cuanto a número de unidades en algunos hospitales. Esa es una de las deficiencias que se están tratando de corregir en la actual emergencia.

El siguiente es un resumen del manejo de los pacientes con críticamente enfermos con COVID-19:

  • El manejo de los pacientes críticamente enfermos con COVID-19 debe hacerse de acuerdo con las guías de tratamiento basadas en evidencia que están fundamentadas en el manejo usual de la neumonía viral con insuficiencia respiratoria con precauciones para disminuir el riesgo de transmisión.
  • Cuidado crítico usual:
    • Estrategias conservadoras de líquidos intravenosos
    • Antibióticos empíricos administrados tempranamente para posible neumonía bacteriana
    • Consideración de ventilación invasiva temprana
    • Estrategias de ventilación protectora del pulmón
    • Posición prona periódica durante ventilación mecánica
    • Consideración de oxigenación con membrana extracorpórea.
  • Modificaciones al cuidado crítico usual
    • Admisión de pacientes con sospecha de enfermedad a cuartos privados cuando sea posible
    • Mantener una distancia de al menos 2 metros entre los pacientes
    • Precaución con el uso de oxígeno nasal de flujo alto o ventilación no invasivo debido al riesgo de dispersión de virus aerosolizado en el ambiente de atención por el uso de máscaras pobremente adaptadas.
    • Los clínicos involucrados con procedimientos generadores de aerosol deben tener precauciones aéreas adicionales incluyendo respiradores N95 y protectores de los ojos.
  • Planificación: Asegurarse que el personal tenga entrenamiento al día en prevención y control de infección incluyendo equipo de protección del personal. Planificar la necesidad de aumento en la necesidad de equipos.

Consideraciones específicas en relación a COVID-19: Las terapias antivirales o inmunomoduladoras no han demostrado todavía eficacia para tratamiento de COVID-19. A los pacientes no se les debe solicitar participar en experimentos clínicos de terapias dirigidas o de soporte.

Los pacientes que requieren cuidado en unidades de manejo intensivo tienden ser de edad mayor (mediana de edad 60 años) y 40% han tenido comorbilidades, con frecuencia diabetes o enfermedad cardiaca.

Niños pequeños y embarazadas usualmente presentan enfermedad leve, aunque la exposición perinatal conlleva un riesgo sustancial.

Dado que hay numerosos virus respiratorios, es importante tomar muestras del tracto respiratorio superior y bajo para reacción inversa de cadena de polimerasa, además de cultivos bacterianos.

La característica principal de los pacientes con enfermedad severa es el desarrollo de síndrome de estrés respiratorio agudo cuyo inicio se manifiesta por insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda. Las bases del manejo se incluyeron previamente.

La mortalidad de todos los pacientes infectados puede estar en el rango de 0.5% a 4%. La mortalidad de aquellos que requieren hospitalización es aproximadamente de 5% a 15% y la de los pacientes críticos oscila entre 22% y 62%.

Son muy importantes las medidas de protección del personal de atención del paciente.

Referencia: JAMA en línea Marzo 11, 2020

Deja un comentario