Uso de teléfonos inteligentes asociado a cefalea más severa

Investigadores hindúes, liderados por el doctor Deepti Vibha, del All India Institute of Medical Sciences, New Delhi, realizaron un estudio de corte transversal en 400 pacientes con el objetivo de determinar la asociación del uso de teléfonos inteligentes con la aparición de nueva cefalea o el aumento de la severidad de la cefalea en pacientes con dolor de cabeza primario.

En el curso de año y medio (junio 2017 a diciembre 2018) los pacientes con cefalea primaria fueron divididos en dos grupos: usuarios de teléfonos inteligentes y no usuarios de esos aparatos. Como se mencionó, el propósito era determinar la asociación del uso de teléfono inteligente con una nueva cefalea o dolor de cabeza, o con el aumento en la severidad de cefalea de origen previo.

El objetivo secundario era determinar cualquier diferencia en el requerimiento de tratamiento medicamentoso agudo y en la profilaxis de cefalea.

De los 400 pacientes incluidos en el estudio, 194 no usaban teléfonos inteligentes y 206 eran usuarios. Los no usuarios eran de edad mayor con menor educación y estado socioeconómico.

Las características de la cefalea eran similares en los dos grupos, excepto por mayor ocurrencia de aura en los usuarios (17.5% vs 7.7%; p=0.003).

En el grupo de usuarios una mayor proporción de los pacientes tomaba analgésicos (95.6% vs 80.9%; p<0.001) con menor alivio del dolor de cabeza con medicamentos en el grupo de usuarios de teléfono inteligente. El conteo de píldoras para la cefalea fue de 5 en los usuarios de baja frecuencia contra 10 píldoras en los usuarios de alta frecuencia (p=0.007). La respuesta de la cefalea a los analgésicos fue pobre en el grupo de usuarios.

Los autores concluyeron que el uso de teléfono inteligente se asocia a aumento en los requerimientos de tratamiento medicamentoso agudo de la cefalea y a menor alivio con el tratamiento agudo con medicamentos analgésicos.

Los autores consideran que deben hacerse estudios longitudinales para confirmar los hallazgos del estudio de corte transversal reseñado.

Comentario

El uso de teléfonos inteligentes ha aumentado de manera marcada y estudios previos han demostrado que ese uso (que podríamos considerar exagerado inapropiado en muchos casos) se asocia a una variedad de síntomas incluyendo dolor de cabeza, pero hay escasa evidencia de la asociación con cefalea primaria.

No hay una explicación clara o definitiva de la asociación de dolor de cabeza y uso de teléfono inteligente, pero pueden proponerse causas como posición del cuello del usuario del teléfono, el esfuerzo visual, la intensidad de la luz del aparato o el estrés de estar conectado todo el tiempo.

Lo último es una “enfermedad moderna” que impacta el estado mental o emocional del individuo que con frecuencia no puede desprenderse del equipo y está pendiente (estresado) todo el tiempo por responder o leer mensajes.

Un editorial que acompaña el artículo de la cita propone adaptaciones en el uso como teléfonos manos libres, activación de la voz y funciones de audio.

Modificaciones tecnológicas deben tener en cuenta el dolor de cabeza, así como el dolor de cuello y el esfuerzo visual. Los usuarios de los teléfonos inteligentes deben morigerar el uso y no caer en situaciones absurdas que predisponen no solo a síntomas como los mencionados sino también a accidentes como resultado del uso mientras se conduce o se camina.

Referencia: Neurology Clinical Practice en línea Marzo 4, 2020

Deja un comentario