Crisis de salud mental como consecuencia de la pandemia

Más de 40% de los pacientes en Estados Unidos que han padecido COVID-19 reportaron al menos un efecto adverso mental o de la conducta. De 5.500 que respondieron, 31% dijeron haber tenido síntomas de ansiedad o de depresión, 26% síntomas de trastorno de trauma o de estrés asociado a la pandemia y 13% habían comenzado a tomar o aumentado el consumo de sustancias como mecanismo de superar sus problemas emocionales o mentales.

Alrededor de 11% dijeron haber considerado seriamente suicidarse en los 30 días anteriores.

Las tasas más altas de alteraciones mentales ocurrieron en individuos entre los 18 y 24 años de edad, hispanos, negros, trabajadores esenciales, cuidadores no pagados de adultos e individuos con condiciones psiquiátricas pre-existentes.

Es muy importante reconocer los individuos en riesgo de alteraciones mentales y establecer programas de seguimiento para prevenir mediante tratamiento problemas más serios. Esos programas pueden ser de tipo telesalud.

Fuente: MMWR Agosto 14, 2020; 69(32):1049-1057

Deja un comentario