OMS se pronuncia en contra del uso de remdesivir

No ha pasado mucho tiempo desde cuando el mundo recibió con complacencia el anuncio del medicamento antiviral remdesivir producido por Gilead, para tratamiento de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la máxima organización cooperativa de las agencias de salud de numerosos países, acaba de pronunciarse en contra del medicamento con el argumento que no hay evidencia que el medicamento disminuya la mortalidad o los tiempos de recuperación de la enfermedad.

La decisión de la OMS fue el resultado del análisis por un grupo de expertos de los datos de 4 experimentos clínicos que compararon los efectos de varios tratamientos medicamentosos.

La OMS expresa en su anuncio que remdesivir no tiene un efecto sobre la mortalidad u otros resultados importantes, tales como la necesidad de ventilación mecánica o el lapso de tiempo que trascurre a que haya mejoría clínica.

Debe anotarse que remdesivir se ha empleado en numerosos países, incluyendo Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Alemania ya ha sido motivo de múltiples estudios publicados en revistas de revisión por pares.

Gilead ha expresado su inconformidad con la decisión de la OMS y aduce que hay datos de 50 países a favor del medicamento, que hemos revisado en nuestras páginas. Es más, luego de una autorización inicial, remdesivir recibió aprobación de la FDA el mes pasado.

Hay que anotar que un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos solamente mostró una diferencia en mortalidad de 4% (15% y 11%) entre el medicamento y un placebo. La OMS declaró en octubre que remdesivir no ofrecía más que otros compuestos.

La OMS acaba de publicar una guía de tratamiento medicamentoso de COVID-19 en la cual sugiere que no se use el antiviral remdesivir en pacientes hospitalizados y califica su recomendación como débil o condicional.

A pesar que la OMS no encontró evidencia de eficacia tampoco publicó pruebas de ineficacia y continúa recomendando de manera vigorosa el uso de corticosteroides en casos de enfermedad severa crítica.

Fuente: CDC Noviembre 18, 2020 reseñada y actualizada en Wall Street Journal Noviembre 19, 2020

Deja un comentario