Plasma convaleciente reduce mortalidad en pacientes no ventilados

Un estudio retrospectivo liderado por investigadores de la Clínica Mayo y publicado en el New England Journal of Medicine el 13 de Enero concluyó que en pacientes hospitalizados con COVID-19 que no son sometidos a ventilación mecánica, la transfusión de plasma con un título alto de anticuerpo IgG contra SARS-CoV-2 se asocia a una reducción en la tasa de mortalidad a 30 días.

El riesgo de mortalidad fue mayor en los pacientes que recibieron transfusión de plasma convaleciente con un título más bajo de anticuerpos.

Los investigadores examinaron los resultados en 3100 pacientes adultos que tenían al menos un factor de riesgo que fueron transfundidos con el plasma convaleciente.

Los pacientes que recibieron plasma con título alto de anticuerpo IgG contra SARS-CoV-2 tuvieron una mortalidad de 22% en comparación con 30% en aquellos que recibieron plasma con título más bajo de anticuerpo IgG. Como se mencionó en el acápite los resultados fueron significativos solamente en aquellos pacientes que no recibieron ventilación mecánica.

Recibir la transfusión de plasma convaleciente en el lapso de 3 días del resultado positivo de la prueba de COVID-19 se asociaron a tasas de mortalidad más bajas que aquellos que recibían la transfusión más allá de 3 días.

Comentario

El artículo de la cita menciona que la FDA ha expresado que la “totalidad de la evidencia” sugiere que los beneficios de plasma convaleciente superan los riesgos y dada la carencia de tratamientos eficaces emitió autorización de emergencia en pacientes hospitalizados con signos de infección progresiva.

El uso de plasma convaleciente por el momento debe reservarse para pacientes en quienes la severidad, la duración y el riesgo de progreso de la infección son similares a la de los pacientes del estudio de la cita.

En países como el nuestro recolectar plasma convaleciente y la determinación del nivel de anticuerpos es perfectamente factible y por ende el estudio podría replicarse aunque hay críticos que no están convencidos de la utilidad de este tratamiento. Así lo expresa un editorial en el New England Journal of Medicine.

Una nota editorial en el BMJ insiste en que deben hacerse estudios aleatorios que confirmen los resultados del estudio observacional de la Clínica Mayo.

Referencias:
– New England Journal of Medicine Enero 13, 2021; DOI:10.1056/NEJMoa2031893
– New England Journal of Medicine Enero 13, 2021; DOI10.1056/NEJMe2035678BMJ 10-1136/bmj.n130 Enero 14, 2021

Deja un comentario